Fandom

Wikihammer 40k

Cazas de Brujas

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Psíquico poseido wikihammer.jpg

Psíquico poseído

Los seres humanos han evolucionado a lo largo del tiempo. Desde que nuestros congéneres se irguieron, dominaron el fuego, y se asentaron en comunidades, la Humanidad ha evolucionado a pasos agigantados. El ser humano en sí mismo también ha sufrido una evolución, y conceptos que antes eran cosa de magia o sucesos inexplicables o impensables, ahora, en el M40 son usuales e incluso imprescindibles para nuestra forma de vida. Hablamos de los poderes psíquicos.

Los poderes psíquicos son la bendición y la maldición de la Humanidad. Por una parte, ofrecen un abanico de posibilidades beneficiosas, permitiendo una navegación veloz por la Galaxia atravesando la Disformidad o una visión futura de los peligros a los que se enfrentará la Humanidad, dando tiempo a prepararnos para evitarlos. El mismo Emperador es el psíquico de mayor poder de la galaxia.

Sin embargo, los psíquicos también son una amenaza constante. Los Demonios del Caos y otras entidades de la Disformidad utilizan a los psíquicos mas inexpertos como puertas para entrar en el Espacio Real. La energía incontrolada que un psíquico es capaz de desencadenar puede devastar comunidades enteras, y la amenaza que representan para la Humanidad no ha podido nunca calcularse con exactitud.

A los ojos de la Eclesiarquía, todos los psíquicos, con la excepción del bendecido Dios-Emperador, son descarriados que deben ser vilipendiados y odiados. Por ende, son perseguidos a lo largo y ancho de todo el Imperio por la Inquisición, la Eclesiarquía y los Adeptus Arbites. La Inquisición los juzga, y destruye a los que considera débiles. Aquellos que son considerados suficientemente fuertes son enviados a diversas organizaciones imperiales para ser adiestrados.

Sin embargo, incluso aquellos psíquicos autorizados por las fuerzas del Imperio de la Humanidad (Psíquicos de Batalla, Navegantes, Bibliotecarios Marines Espaciales, Astrópatas y los miembros del Adeptus Astronomica) son tratados con suspicacia por el Adeptus Ministorum.

Ecle Confesor.jpg

Confesor

La Eclesiarquía, y en particular sus Confesores, es particularmente tenaz en su misión de atrapar a estas amenazas en potencia para la Humanidad. Comunidades enteras, e incluso planetas, se ven envueltas en gigantescas cazas de brujas, extendiendo la sombra de la sospecha y el temor sobre toda la población que exhorta a los ciudadanos a espiar a sus vecinos, confesar sus propios pecados y erradicar al enemigo interior.

A veces, la situación se escapa a cualquier tipo de control, ya sea debido a la magnífica oratoria de un Confesor o a las manipulaciones de otros individuos u organizaciones (en particular, se sabe que la Inquisición ha utilizado muchas de estas cacerías de brujas en su propio beneficio). En estas circunstancias, las masas pueden perder el control, acusando a todo el mundo de corrupción y sumiendo a toda la comunidad en una orgía de muerte y destrucción hasta que se consigue restablecer el orden.

En estas situaciones, individuos menos piadosos aprovechan estas oportunidades para sus propios propósitos, eliminando rivales, o al menos haciéndoles caer en desgracia y saldando viejas cuentas.

FuentesEditar

  • Codex: Cazadores de Brujas (3ª Edición). 

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar