FANDOM


Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Los Bebedores de Almas son un Capítulo Renegado de Marines Espaciales, creado a partir de las tropas de asalto y abordaje de la Legión de los Puños Imperiales durante la Segunda Fundación. Han sido declarados Excommunicate Traitoris por la Inquisición debido a sus extremadamente altos niveles de mutación y su obvia corrupción por el Caos, pero aun así se siguen considerando fieles al Emperador de la Humanidad, si bien no al Imperio ni a los intereses que este ahora representa.

HistoriaEditar

FormaciónEditar

Fueron creados durante la Segunda Fundación a partir de las Compañías de Abordaje y Asalto de la Legión de los Puños Imperiales. Nunca recibieron un Mundo Capitular como base, sino que se establecieron en las naves de su flota.

Asalto a Terra (Era de la Apostasía)Editar

Una de las campañas más famosas de los Bebedores de Almas ocurrió durante las Guerras de la Apostasía, también conocidas como la Cruzada Terrana, que fueron una serie de batallas y campañas militares libradas contra las fuerzas del Alto Señor de Terra Renegado Goge Vandire durante el Reinado del Terror de la Era de la Apostasía, en el siglo cuarto del M36, por los leales al Emperador de la Humanidad. En 378.M36 el Gran Mariscal Sigenandus de los Templarios Negros declaró una Cruzada contra Vandire, en Terra. Los Templarios Negros, junto con sus parientes los Puños Imperiales, los Bebedores de Almas, los fanáticos Halcones de Fuego y elementos de la Tecnoguardia marciana, llevó la pelea a la propia Terra y sitió el Palacio Eclesiarcal de Vandire. La Cruzada terminó con la muerte de Vandire a manos de una de sus guardaespaldas: Alicia Dominica, fundadora y futura santa patrona imperial del Adepta Sororitas. Los Bebedores de Almas obtuvieron también muchas y notables victorias en otros mundos contra razas xenos como los Eldars durante esta época.

El Incidente del Fuerte Estelar LakoniaEditar

Souldrinker4.jpg

Marines Espaciales del Capitulo de los Bebedores de Almas

Los Bebedores de Almas fueron declarados Excommunicate Traitoris por la Inquisición después de que su obsesiva búsqueda de una reliquia llamada Lanza de las Almas (un arma capaz de crear vórtices de Disformidad, que les había sido legada por su Primarca, Rogal Dorn) les llevara a enfrentarse al Adeptus Mechanicus.

Las fuerzas del Mechanicus participaban en esta búsqueda oficialmente como apoyo del Adeptus Ministorum, aunque en realidad querían apoderarse de la Lanza para examinarla y posiblemente imitar su tecnología arcana. Cuando los 300 Marines Espaciales habían logrado abordar la base de los criminales que poseían el arma ancestral, y estaban a punto de entrar en la cámara donde esta estaba guardada, un grupo de soldados del Mechanicus se teleportó y se llevó la Lanza antes de que pudieran reaccionar. Los Bebedores de Almas fortificaron el lugar y exigieron la entrega de su reliquia, pero ya se la había llevado otra nave del Mechanicus en dirección a un Mundo Forja. En ese momento la primera nave desplegó un inmenso cañón de asedio y apuntó a los Marines Espaciales, lo que los obligó a abordarla para evitar que les dispararan.

El conflicto entre los Bebedores y el resto de fuerzas imperiales acabó con la destrucción del Fuerte Estelar Lakonia del Adeptus Mechanicus, y con daños graves para varias naves del Ministorum y del Mechanicus. Los Bebedores de Almas se retiraron a bordo de sus dos Cruceros de Asalto a un campo de asteroides, donde fueron acosados por las flotas combinadas de la Inquisición (que sólo vio que el Capítulo atacaba a otra organización imperial, sin preocuparse de las causas) y el Adeptus Ministorum hasta que el resto de la flota del Capítulo, dirigida por el Señor del Capítulo Gorgoleon, llegó a la zona atravesando la Ruta Disforme 931-c, que había estado cerrada desde hacía 600 años.

Primera Guerra CapitularEditar

Marines bebedores de almas 1 omnibus.jpg

Marine espacial del Capitulo de los Bebedores de Almas

Después de poner a salvo la flota del Capítulo, el Señor del Capítulo Gorgoleon le dijo al Bibliotecario Sarpedon, el líder de la fuerza encargada de la búsqueda de la Lanza de las Almas, que la Inquisición había ofrecido evitar una represalia contra el Capítulo a cambio de que los Marines Espaciales implicados en el Incidente de Lakonia fueran ejecutados.

Gorgoleon le explicó que había rechazado esta oferta afirmando que la única persona capaz de juzgar a un Bebedor de Almas era otro Bebedor de Almas. Este juicio requeriría que Sarpedon se enfrentara al propio Gorgoleon en un duelo ritual a muerte, conocido como "Ritos del Escudo", para determinar la rectitud de las acciones de Sarpedon en Lakonia.

En el clímax del combate, Sarpedon pareció ser afectado por algún poder externo, y espontáneamente las piernas le mutaron en ocho patas arácnidas que le dieron una ventaja crucial sobre Gorgoleon y le permitieron destrozar a su antiguo comandante para reclamar su puesto como Señor de los Bebedores de Almas. Aunque él no lo sabía aún, esta mutación había sido provocada por los corruptores poderes e influencia del Dios del Caos Tzeentch con el fin de convertir al Capítulo en uno más de sus peones y adoradores.

Tras un breve pero sangriento enfrentamiento entre los Bebedores que no podían aceptar su mutación y los que aún creían que no estaba corrompido, Sarpedon se convirtió en el nuevo líder del Capítulo de los Bebedores de Almas. A pesar del mutuo rechazo entre el Capítulo y el Imperio, los Bebedores se mantuvieron fieles al Emperador, incluso después de ser expuestos al poder corruptor del Caos, que comenzó a provocar mutaciones en varios Marines.

El Arquitecto del UniversoEditar

Desilusionado con el Imperio, y sin saber que estaba bajo la influencia del Príncipe Demonio de Tzeentch Abraxes disfrazado de "Arquitecto del Universo", un supuesto aspecto del Dios-Emperador, Sarpedon optó por mantener a su Capítulo como Renegado. Escondió su flota y reinstaló al Capítulo en un Pecio Espacial al que llamaron Espinazo Roto.

Poco después, el Príncipe Demonio les engañó para que atacaran a uno de sus rivales, el Príncipe Demonio de Nurgle Ve'Meth. Después de matar a Ve'Meth, quien tomó la forma de un virus que infectó a varios cientos de personas, Abraxes reveló su verdadera naturaleza. Entregó a Sarpedon la Lanza de las Almas, y ofreció a los Bebedores de Almas servir como su guardia personal de Marines Espaciales del Caos. Aunque Sarpedon consideró por un momento la posibilidad de unirse al Demonio, finalmente se negó, atacando y matando a Abraxes y sus Demonios.

El imperio de TeturactEditar

Marines bebedores de almas 02.jpg

El hereje Teturact, una forma de vida producida por los experimentos del Adeptus Mechanicus sobre mutación humana en el desolado Stratix Luminae, estaba conquistando un vasto dominio al Imperio de la Humanidad. Su habilidad para crear y transmitir virus nocivos que controlaban las mentes e incluso alzaban a los muertos le hizo parecer un dios a los ojos de aquellos a los que infectaba. Logró capturar varios mundos imperiales importantes, incluyendo las Colmenas de Stratix, el Mundo Forja Salshan Anterior y algunos Mundos Agrícolas y puntos estratégicos.

Uno de esos mundos era Stratix Luminae, un planeta donde los Bebedores de Almas habían combatido hacía tiempo, lo que dio a Sarpedon acceso a algunos datos sobre los experimentos llevados a cabo allí. Con el Capítulo aún sufriendo las mutaciones traídas por Abraxes, Sarpedon creía que estas instalaciones y su investigación representaban la mejor oportunidad de curar esas malformaciones.

Los Bebedores localizaron al personal superviviente del Mechanicus de Stratix Luminae en varios mundos bajo el control de Teturact, evitando mientras tanto que los esfuerzos de la Fuerza Inquisitorial del Inquisidor Thaddeus por rastrearlos y llevarlos ante la justicia lograran sus frutos. Finalmente, lograron juntar todas las piezas del rompecabezas, que les llevó al propio Stratix Luminae.

Teturact intervino personalmente, destruyendo intencionadamente su nave insignia en la órbita para que los escombros y sus seguidores no-muertos llovieran sobre los Bebedores de Almas. Sarpeddon logró aturdir al poderoso Teturact el tiempo suficiente para que el Inquisidor Thaddeus le disparara, y acto seguido extinguió el alma del hereje, provocando el derrumbamiento de su creciente imperio.

TellosEditar

Marines bebedores almas cadaveres necrones.jpg

Tras la derrota de Teturact, los Bebedores de Almas se vieron obligados a huir de Stratix Luminae, dejando atrás varias Escuadras de Asalto bajo el mando de Tellos. Tellos, quien ya había estado al borde de la rabia berserker antes de esta traición, cayó rápidamente bajo la influencia del Dios de la Sangre Khorne, y convenció a sus escuadras de hacer lo mismo.

El Señor del Capítulo Sarpedon se enteró pronto de la herejía cometida por su Hermano de Batalla, y rastreó a Tellos hasta Entymion IV, un mundo imperial bajo el control de una misteriosa alianza entre Eldars Oscuros y adoradores de Slaanesh. La Guardia Imperial, con el apoyo de los Puños Carmesíes, estaba en ese momento tratando de liberar el planeta.

Las fuerzas de los Puños Carmesíes presentes en el conflicto eran inicialmente pequeñas, actuando como una punta de lanza para los regimientos de la Guardia Imperial que intentaban retomar la capital, Gravenhold. Sin embargo, entraron pronto en conflicto con los Bebedores de Tellos, luchando sin consecuencias importantes mientras los Puños tomaban posiciones de vigilancia en una catedral. Tras este combate, reconociendo el emblema del cáliz y creyendo que todo el Capítulo Renegado se hallaba en el planeta, el Comandante Reinez de los Puños Carmesíes avisó al Mundo de Rynn. De allí llegó la 2ª Compañía de los Puños, bajo el mando del Capellán Inhuaca, quien se puso a las órdenes de Reinez con la misión de destruir a los Bebedores de Almas y traer la cabeza del Bibliotecario Sarpedon.

Al llegar a Entymion IV, los Bebedores de Sarpedon empezaron de inmediato a investigar la situación. Su forma de infiltrarse en el planeta, secuestrando un par de naves de desembarco de la Armada Imperial, alertó rápidamente a los Puños Carmesíes de su localización. Tras asegurar el apoyo de las unidades Puño Acorazado del regimiento de los Dragones de Fuego de Fornux Lix, los Puños penetraron profundamente en la ciudad y lucharon contra los Bebedores de Almas en una contienda brutal dentro de la Cámara Mercantil de la ciudad. Los Bebedores se retiraron tras capturar el Estandarte de la Compañía de los Puños y matar al Bibliotecario de la Compañía.

Durante este combate, los Eldars Oscuros presentes en el planeta observaron a los Bebedores de Almas luchar contra las fuerzas imperiales. La intervención del ejército de esclavos sin mente de los Eldars Oscuros detuvo la persecución de los Puños a los Bebedores en retirada. Pronto se les acercaron los Eldars Oscuros, quienes (claramente con intención de traicionarles) ofrecieron a Sarpedon una alianza, la cual Sarpedon (también planeando traicionarles) aceptó.

Sin más propósito que el de encontrar a Tellos, Sarpedon dividió a los Bebedores de Almas en dos grupos para frenar a los Guardias Imperiales para los Eldars Oscuros, mientras los Exploradores del Capítulo buscaban a Tellos por la ciudad. Este fue encontrado rápidamente, mientras él y sus tropas masacraban un regimiento de la Guardia, y el Capellán Iktinos y sus seguidores lograron retenerlos el tiempo suficiente para que Sarpedon llegase y derrotase a Tellos, derribando el arco de un puente sobre él.

Los Eldars Oscuros se beneficiaban de esta situación mientras tanto, pues ganaban tiempo para que un ejército secreto de esclavos humanos mutados despertara por completo bajo la ciudad y comenzara una matanza tan grande que elevaría a Entymion IV a la categoría de Mundo Demoníaco, que sería gobernado por los Eldars Oscuros como una segunda Commorragh.

Sin embargo, los Bebedores de Almas rieron últimos, pues utilizaron a sus Exploradores para engañar a los Puños Carmesíes de forma que atacaran la base de los Eldars Oscuros, matando a todos los xenos y evitando que su plan llegase a cumplirse. Aunque había sido interrumpido prematuramente, el agujero en la realidad contaminó el planeta más allá de toda esperanza, y tuvo que ser destruido con un Exterminatus.

Segunda Guerra CapitularEditar

Marines bebedores de almas 01.jpg

Entonces tuvo lugar una segunda contienda interna en el Capítulo, entre Sarpedon y el nuevo Sargento Eumenes, reclutado en un mundo que odiaba al Imperio para reforzar al Capítulo. Eumenes creía que la lucha debía ser llevada directamente al Emperador, y que debían apagar la luz del Astronomicón para crear un nuevo Imperio de cero. Sarpedon, sin embargo, estableció un nuevo rumbo para el Capítulo siguiendo los consejos del Capellán Iktinos de salvar al planeta Vanqualis de un ataque Orko para después reaprovisionarse con la ayuda de los vanqualianos.

Sarpedon se puso al mando de los Bebedores de Almas en la lucha contra los Orkos de las junglas, pero en su ausencia Eumenes tomó el control del Espinazo Roto y dio un golpe con el apoyo de buena parte de las fuerzas de la superficie. Tras consolidar su posición, los Bebedores de Sarpedon avanzaron para tomar una vieja fortaleza a los Astartes rebeldes. Una vez allí, el Bibliotecario Gresk advirtió a Sarpeddon de que se fuera, lo que logró momentos antes de que Eumenes hiciera bombardear desde la órbita el área de la fortaleza. Mientras tanto, el Capítulo de los Grifos Aullantes había enviado tres Compañías a Vanqualis, bajo el mando del Lord-Bibliotecario Mercaeno, a fin de cumplir dos misiones: proteger el planeta, y acabar con la ambigua fuerza del Caos "Cáliz Negro" que creían que era el Capítulo de los Bebedores. Asimismo, les acompañaba el Inquisidor Thaddeus, ahora caído en desgracia, para investigar la implicación de los Bebedores de Almas en el conflicto. Aunque se dio cuenta de que Mercaeno no comprendía lo que en realidad eran los Bebedores, no logró hacérselo entender. Thaddeus intentó huir del Crucero de Asalto de los Grifos para avisar a Sarpeddon, pero tuvo que matar a uno de ellos en un tiroteo antes de poder escapar.

Mercaeno y sus Grifos atacaron poco después, y entablaron combate con los seguidores de Sarpedon mientras los Bebedores rebeldes observaban divertidos desde el margen. Durante esta lucha, Mercaeno mató a Thaddeus por su asesinato.

ResultadoEditar

Sarpedon no podía salir de Vanqualis, y tuvo que ceder a las exigencias de Eumenes, quien se convirtió en el nuevo Señor del Capítulo. Sarpedon llevó a los Bebedores leales con el Tecnomarine Lygris, leal al derrocado Señor, pero se vio atrapado en el Espinazo Roto hasta que Eumenes le permitió volver a su nave para rechazar un abordaje de los Grifos Aullantes.

Sarpedon y Mercaeno se enzarzaron en un titánico duelo psíquico, desgastándose el uno al otro hasta que Eumenes golpeó a Mercaeno por la espalda. El usurpador arrojó a Sarpedon a un calabozo, donde este, para escapar, tuvo que incapacitar al Explorador Scamandar. Entonces subió hasta el puente de la nave, donde libró un duelo con Eumenes. Aunque el traidor contaba con la Lanza de las Almas y el Hacha de Energía de Mercaeno, Sarpeddon logró empalarle con sus patas mutadas y matarlo.

Sarpedon declaró que Eumenes era indigno de ser Señor del Capítulo, y preguntó si alguien se atrevía a tomar la carga de ser el Señor de los Bebedores de Almas. Al no recibir respuesta, se volvió a proclamar Señor del Capítulo. A pesar de todo, unos cincuenta descontentos abandonaron el Capítulo.

Los NecronesEditar

Marines bebedores de almas guerra 02.jpg

Sargento de los Bebedores de Almas en combate

Mientras escapaban de un ejército del Adeptus Mechanicus, el Espinazo Roto resultó gravemente dañado, y empezó a escasear el combustible. Obligados a huir, los Bebedores de Almas se internaron profundamente en las Regiones Veladas en busca de combustible. Se encontraron con Necrones en muchos mundos, todos ellos con señales de antiguos asentamientos humanos, pero ahora infestados de los robóticos xenos. Finalmente, descubrieron el último mundo humano aún en proceso de ser purgado por los Necrones, y los Bebedores hicieron un trato con los supervivientes: ellos les ganarían tiempo para que evacuaran a la población al espacio, y a cambio recibirían combustible.

Los Bebedores de Almas mantuvieron a raya a los Necrones, y la población humana logró alcanzar el espaciopuerto, pero entonces una flota Necrona penetró en el Sistema, impidiendo que huyeran. La flota del Mechanicus llegó también poco después, y ambas flotas se enzarzaron en combate. Al hacerse evidente muy pronto que los imperiales acabarían perdiendo, comenzaron una serie de maniobras y patrones de lucha para retrasar lo inevitable.

Cuando los Bebedores de Almas se dieron cuenta de que no podían derrotar a los Necrones de la superficie, y que el Mechanicus perdería en el espacio, Sarpedon ofreció una alianza al Mechanicus. El Capellán Iktinos y sus seguidores se quedaron atrás para ayudar a defender el espaciopuerto y a los humanos supervivientes, revelándose que eran leales a un amo secreto, y que ya no se consideraban a sí mismos parte de los Bebedores de Almas.

Aceptando la tregua, el Mechanicus y los Bebedores partieron hacia el principal centro Necrón, planeando destruir al Líder y dejar al resto de fuerzas enemigas sin su comandante.

Al llegar al Mundo Necrópolis, el Mechanicus estrelló su nave en el planeta y desplegó sus fuerzas al lado de las de los Bebedores de Almas. Entonces comenzó una sangrienta y larga batalla, mientras corrían para intentar alcanzar y matar al Líder Necrón antes de que la superioridad numérica del enemigo los abrumara. Finalmente alcanzaron al Líder, y Sarpedon lo derrotó en un duelo. Sin embargo, como es normal en la raza Necrona, volvió a alzarse y empezó a machacar a Sarpeddon. Sólo gracias al sacrificio del Tecnomarine Lygris se pudo derrotar al Líder xenos.

Bebedores de almas combate wikihammer.jpg

Bebedores de Almas en combate

Tras recuperar las fuerzas, Sarpedon condujo a sus restantes tropas hacia la nave estrellada del Adeptus Mechanicus, donde se les había prometido que habría unos transportes esperándoles. En su lugar, se encontraron tres Cañoneras Thunderhawk de los Puños Imperiales desplegadas sobre la superficie, y veinte Exterminadores de élite se teleportaron al planeta bajo el mando del Primer Capitán Darnath Lysander. Este ordenó a los Bebedores de Almas que se rindieran, pero Sarpedon le respondió retándole a un duelo personal. A pesar de su superior fuerza física, Sarpedon estaba agotado por la lucha previa, y fue derrotado con rapidez. Su último pensamiento fue confiar en que su lugarteniente Luko obedeciera la orden de rendirse si era derrotado.

Juicio de los Bebedores de AlmasEditar

Los Bebedores de Almas capturados fueron llevados a bordo de la antigua y enorme Phalanx, la Fortaleza-Monasterio móvil del Capítulo de los Puños Imperiales. Los Puños Imperiales tenían la intención de procesar a su Capítulo hermano por su apostasía. Aunque a la mayoría de los herejes nunca se les habría concedido tal honor, como vástagos de Rogal Dorn los Bebedores de Almas tendrían su juicio, pues los Puños imperiales eran un Capítulo honorable. Para ellos, un juicio era algo más que una mera formalidad. Era su intención asegurarse de que cada procedimiento se realizaba de forma correcta y conforme a la tradición, por lo que nadie se atrevería a decir que no le dieron a los Bebedores de Almas cualquier oportunidad de redimirse. Los Puños habían recogido pruebas de los actos de los Bebedores de Almas, incluyendo muchos que los habían enfrentado contra las fuerzas del Imperio contra las cuales los Bebedores de Almas se rebelaron. Cuando los primeros Bebedores de Almas fueron llevados a bordo recuperaron una copia del reverenciado Catecismo Marcial. Los Puños adquirieron este tomo de uno de los seguidores del Capellán Iktinos tras la confiscación de su servoarmadura, lo que le obligó a abandonar el libro junto con los secretos que contenía. Estos miembros del grupo de Iktinos eran Bebedores de Almas cuyos oficiales habían muerto en la erosión gradual de la fuerza del Capítulo, y que habían vuelto su vista hacia el Capellán Iktinos en busca de liderazgo. Las traiciones y revelaciones reveladas dentro de las páginas del Catecismo Marcial hicieron que los Puños Imperiales se interesasen en el interrogatorio de los propios Astartes de Iktinos.

Durante el interrogatorio del hermano Kaiyon por el Lord Castellano Leucrontas de los Puños Imperiales, el Bebedor de Almas le reveló los secretos del Capítulo. Descubrió que Daenyathos, el legendario Soldado-Filósofo y autor del Catecismo Marcial aún vivía, pese a las evidencias de que había muerto hacía más de seis milenios. Daenyathos fue encerrado en el sarcófago de adamantio de un poderoso Dreadnought y oculto dentro de una tumba secreta en el mundo de Selaaca. Esta tumba fue construida con una serie de ingeniosas trampas activadas, asegurando que nadie salvo un Astartes tendría la habilidad para descubrir los secretos que contenía. Cuando la cripta de Daenyathos fue descubierta por un solitario Explorador de los Puños Imperiales, el Bebedor de Almas resucitado se entregó voluntariamente y se dejó subir a bordo de la Phalanx para enfrentarse a su destino junto a sus Hermanos de Batalla.

Se formó un cónclave de Marines Espaciales para escuchar las pruebas presentadas y emitir un juicio sobre el Capítulo Renegado. Este cónclave se componía de varios Capítulos Sucesores de los Puños Imperiales: Puños Carmesíes, Grifos Aullantes y Caballeros de Hierro, así como otros Capítulos sin conexión con los Puños Imperiales como las Águilas de la Perdición, los Cráneos Plateados y los Ángeles Sanguinarios. También se encontraba un representante de la Inquisición, así como un pequeño contingente de Hermanas de Batalla del Adepta Sororitas y de Tecnosacerdotes del Adeptus Mechanicus.

El Hermano Reinez, el ex-Capitán de la 2ª Compañía de los Puños Carmesíes, que había sido deshonrado por los Bebedores de Almas en Entymion IV después de haber perdido su estandarte de Compañía ante ellos en un combate en ese mundo, fue nombrado fiscal de los Bebedores de Almas. Reinez había renunciado a su rango y solicitó a su Señor del Capítulo recorrer el camino de la Peregrinación del Guerrero, por lo que vagó por la galaxia en busca de redención fuera de su Capítulo mediante la búsqueda de un enemigo digno de matarlo, para que pudiera buscar la redención en la muerte por su faltas. Cuando Reinez escuchó que los Bebedores de Almas habían sido capturados y que iban a ser juzgados en la Phalanx, se apresuró a ir a la nave de los Puños Imperiales y se presentó ante su Señor del Capítulo Vladimir Pugh, solicitando el derecho de juzgar a los Bebedores de Almas a fin de recuperar su honor.

RevelacionesEditar

Marines bebedores de almas.jpg

Los fieles servidores del Imperio se habían reunido para escuchar las pruebas presentadas contra los Bebedores de Almas, mientras que el Señor del Capítulo Vladimir Pugh de los Puños Imperiales presidía como Juez de la corte. Durante el juicio ambas partes presentaron pruebas que defendían las acciones de los Bebedores de Almas tanto como las condenaban. Múltiples revelaciones se dieron a conocer durante el curso del juicio, incluyendo el hecho de que Daenyathos todavía vivía en el cuerpo de un Dreadnought que se había escondido dentro de una tumba en la superficie de Selaaca. Sarpedon no había sido consciente de la existencia de esta tumba o que hubiera Dreadnoughts supervivientes en su Capítulo, ya que creía que el último había sido destruido hacía seis milenios.

Sirviendo como fiscal, Reinez condenó a los Bebedores de Almas, dando a entender implícitamente que habían sido corrompidos durante milenios bajo la guía de Daenyathos. Denunció que llevaban mucho tiempo al servicio de los Poderes Ruinosos y tenían la intención de llevar a cabo un complot a instancias de los Dioses Oscuros con la intención de dañar al Imperio. Durante la presentación de Reinez de las pruebas contra el Capítulo, Sarpedon se dio cuenta al fin de que el Capellán Iktinos había estado guiando al Capítulo de los Bebedores de Almas por el camino de la condenación para cumplir algún destino desconocido previsto mucho antes por Daenyathos.

A continuación, el Comandante Gethsemar del Capítulo de los Ángeles Sanguinarios puso en tela de juicio la validez de las afirmaciones de los Bebedores de Almas ser los hijos genéticos del Primarca Rogal Dorn. El Ángel Sanguinario había capturado a un Bebedor de Almas y extraído su semilla genética para un estudio médico para determinar si su herejía era o no resultado de una genética corrupta y se sorprendió al enterarse de que el legado genético de los Bebedores de Almas no podía remontarse a los Puños Imperiales.

Durante el transcurso del juicio, unos peregrinos de la Orden del Ojo Ciego conspiraron para ayudar a los Bebedores de Almas a escapar de su cautiverio, pues habían sido manipulados por las maquinaciones intrincadas de Daenyathos con el fin de alcanzar sus misteriosos objetivos. Sin cuestionar su nueva libertad, los Bebedores de Almas supervivientes hicieron su última resistencia dentro del Librarium de la Phalanx. Las fuerzas de los Puños Imperiales y sus Capítulos hermanos convergieron en la posición de los Bebedores de Almas y se desató un furioso tiroteo.

Fin del JuegoEditar

La liberación de los Bebedores de Almas de sus celdas no fue más que una distracción, mientras Daenyathos utilizaba esta distracción para llevar a cabo la fase final de su meticuloso plan. Su más fiel seguidor, el Capellán Iktinos, secuestró al Capitán N'Kalo de los Caballeros de Hierro y lo llevó ante su señor. Usando la sangre del maltratado Astartes, el código genético de Rogal Dorn era la llave para abrir una infame Fisura Disforme conocida como el Ojo del Depredador, que en realidad estaba oculta dentro de la Fortaleza-Monasterio de los Puños Imperiales. Incapaz de destruirla, el Primarca Rogal Dorn había sellado esta puerta casi diez milenios antes, y había prometido que un día, cuando las otras e innumerables amenazas hubieran disminuido, él y los Bibliotecarios de su Capítulo y otros campeones destruirían el Ojo del Depredador. La puerta se encontraba originalmente en el Sistema Kravamesh, dentro de la Región Velada hasta que Daenyathos la robó y escondió dentro de los confines de la propia Phalanx hace milenios, durante el asalto a Terra para derrocar al Alto Señor de Terra renegado Goge Vandire al final de la Era de la Apostasía, a principios del M36.

Desde la Fisura Disforme abierta surgieron los diversos habitantes del Inmaterium, incluyendo el principal arquitecto de la suerte de los Bebedores de Almas: un Príncipe Demonio de Tzeentch llamado Abraxes. Daenyathos tenía la intención de utilizar el poder de Abraxes para viajar por la galaxia, con la Phalanx como su nave personal, extendiendo el poder del Caos en todo el reino del Emperador. Ahora Abraxes sería capaz de utilizar la grieta de la Disformidad como una puerta hacia el Empíreo de la que se derramarían las legiones de Demonios bajo su mando. Daenyathos quería transformar el Imperio, liberando a su pueblo de las cadenas de la opresión y el miedo e instalándose a sí mismo como el nuevo amo de toda la Humanidad. Abraxes no era más que una herramienta para ser manipulado como todo en la galaxia.

Sarpedon Bebedores Almas Soul Drinkers Warhammer 40k Wikihammer.jpg

Sarpedon tras su mutación

Mientras tanto, Sarpedon había escapado de sus captores y se reunió con sus restantes Hermanos de Batalla. Dejándolos atrás para que obtuvieran una muerte gloriosa en el Librarium, Sarpedon buscó el paradero de Daenyathos, pero fue atacado por los seguidores de Iktinos. El pequeño escuadrón de Bebedores de Almas que estaban con Sarpedon murió en una emboscada cuidadosamente ejecutada. Enfurecido, Sarpedon mató a todos los traidores y buscó enfrentarse con Iktinos.

Mientras el resto de los Bebedores de Almas se defendían valientemente en las ruinas del Librarium de la Phalanx, sabían que era sólo cuestión de tiempo antes de que fueran exterminados por desgaste. En el clímax de tan feroz batalla, las fuerzas de los Puños Imperiales y sus aliados retiraron inesperadamente sus fuerzas. Presintiendo que algo andaba mal, el Capitán Luko de los Bebedores de Almas sacó al resto de sus Hermanos de Batalla del Librarium. Monitorizando el tráfico vox de los Puños Imperiales, pronto descubrieron que Abraxes lideraba una fuerza demoníaca masiva que estaba asaltando a los Puños Imperiales desde dentro de su propia Fortaleza-Monasterio. Se presentaron valientemente ante el Señor del Capítulo Vladimir Pugh, y le rogaron tener la oportunidad de luchar y morir a su lado contra un enemigo común que amenazaba a todos. De mala gana, los Puños Imperiales aceptaron la solicitud de los Bebedores de Almas hacer frente a los Demonios, ya que entendieron que esto era en sí mismo una sentencia de muerte.

Mientras tanto, Sarpedon encontró a Iktinos y se enfrentó a él en una feroz batalla mano a mano. Sarpedon quedó gravemente herido, pero no antes de que lograra someter al díscolo Capellán. Haciendo uso de su capacidad psíquica innata conocida como "El Infierno", Sarpedon arrebató inmisericorde la información de la mente de Iktinos relativa a las verdaderas intenciones de Daenyathos y descubrió a su pesar lo que Daenyathos había planeado a todo el largo de los milenios y cómo no había sido más que un peón involuntario en una partida antigua.

Habiendo cumplido su tarea, Sarpedon tomó al Capellán mortalmente herido, cuya mente había sido completamente destrozada por su asalto psíquico, y lo lanzó al espacio por una esclusa. A continuación se abrió camino hacia el puente principal de la Phalanx para enfrentarse a Daenyathos. Daenyathos confirmó las sospechas de Sarpedon sobre lo que implicaría su gran plan para la galaxia. Daenyathos creía que el Imperio estaba corrupto y su gente condenada. Seis milenios antes, Daenyathos se había enterado de que el Imperio era un caldo de cultivo oscuro y salvaje de desesperación que le daba a las Fuerzas del Caos la oportunidad de ejecutar su maldad en el universo material. Sería a través del sufrimiento por lo que el Imperio sería rehecho, en una escala más allá de la imaginación de mentes inferiores. Gracias al plan elaborado por él y ejecutado por tantos otros a los que había manipulado a través de los límites del espacio y el tiempo, entre ellos los Bebedores de Almas, Sarpedon y Abraxes, la Phalanx extendería tanto sufrimiento a su paso que el Imperio se reconstruiría más fuerte y más justo, con Daenyathos como el nuevo gobernante de la galaxia.

Sarpedon se enfrentó con valentía contra el corrupto Dreadnought en combate, en un intento de evitar que las locas ambiciones de Daenyathos llegasen a buen término. Durante el combate que siguió, Sarpedon sufrió múltiples heridas mortales por los misiles del Dreadnought y su Bólter Huracán. El Dreadnought tomó con facilidad insultante al Señor del Capítulo herido de muerte del suelo con su Puño de Combate, tratando de aplastarle hasta la muerte. El Dreadnought acercó al Señor del Capítulo, para tener una mejor vista mientras aplastaba a su víctima. Sarpedon ejecutó rápidamente su desesperado plan, metiendo la mano en una bolsa de munición que colgaba de su cinturón de la que sacó la Lanza de las Almas. Había recuperado esta antigua arma arqueotecnológica de manos de Iktinos durante su enfrentamiento en el hangar de la Phalanx. Utilizando el letal vórtice encerrado en las hojas gemelas del artefacto, Sarpedon arrojó la Lanza de las Almas a través del corazón del sarcófago de Daenyathos, separándole del cuerpo del Dreadnought.

La presión sobre Sarpedon cedió cuando el Puño de Combate del Dreadnought cayó inactivo. Sarpedon se liberó y se paró frente a lo que quedaba del cuerpo del Dreadnought. La parte delantera había sido completamente cortada, dejando al descubierto la cuna de soporte vital en la que Daenyathos había pasado los últimos seis mil años. Alcanzando el interior, Sarpedon arrancó el cableado y agarró a Daenyathos por lo que quedaba de su escuálido cuello, tirando de él hacia fuera. Sarpedon tenía un destino en mente que correspondía a la traición orquestada por Daenyathos.

Mientras tanto, el Capitán Luko y el Sargento Graevus de los Bebedores de Almas, junto con un pequeño escuadrón de Puños Imperiales, el Bibliotecario Varnica de los Cráneos Plateados y la Hermana de Batalla Aescarion se abrieron camino hacia el Ojo del Depredador con el fin de cerrar la Fisura Disforme y enfrentarse al mismísimo Abraxes. A lo largo de su camino fueron interceptados por los horrores demoníacos de la Disformidad y muchos de ellos fueron asesinados. En el combate final, los Astartes supervivientes y la Hermana Aescarion lograron derrotar al vil Príncipe Demonio y le devolvieron al Empíreo. Entonces el Ojo del Depredador comenzó a sellarse poco a poco hasta cerrarse.

En el punto álgido de la batalla campal entre las asediadas fuerzas imperiales y la horda demoníaca, el cierre repentino de la Fisura Disforme afectó dramáticamente al ejército demoníaco. Los Demonios cayeron de rodillas o comenzaron a gritar de dolor cuando su vínculo con Abraxes y el Inmaterium se quebró. Las fuerzas imperiales aprovecharon rápidamente la ventaja y cargaron contra las filas de la desconcertada horda demoníaca, masacrándolos allí donde se encontraban. Los defensores del Imperio empujaron a los Demonios a través de las forjas de la Phalanx y en dirección a las bodegas de carga, donde se había plantado el corazón de la infestación demoníaca.

El Bibliotecario Varnica, la Hermana Aescarion y dos Bebedores de Almas fueron los únicos supervivientes de la gran batalla para sellar la Fisura Disforme. Cuando el Primer Capitán Darnath Lysander llegó para tomar bajo custodia a los Bebedores de Almas, Luko cargó con el gravemente herido Graevus y avanzó hacia la Fisura que se cerraba. Los dos Bebedores de Almas sabían que no quedaba lugar en la galaxia para ellos. Ni las celdas de la Phalanx, ni en las garras de cualquier castigo que se decidiera para ellos. Ni siquiera la libertad. Toda la galaxia había sido puesta contra ellos durante tanto tiempo que no había dónde pudieran ir y nada que pudieran hacer. No se entregarían a la custodia de los Puños Imperiales. Los dos Bebedores de Almas supervivientes atravesaron el portal, hacia la Disformidad y lo que el destino les deparase allí. El portal se cerró completamente, separando la locura del Inmaterium del Espacio Real.

Mientras los Puños Imperiales y Grifos Aullantes mataban hasta el último de los Demonios sueltos por la nave, Sarpedon hizo notar su presencia. El Señor del Capítulo estaba cerca de la muerte, herido, pero no derrotado. Sarpedon levantó los restos atrofiados de Daenyathos ante el Señor del Capítulo Vladimir Pugh y los Puños Imperiales y explicó que era él quien había traído a Abraxes de la Disformidad. Daenyathos había sido el arquitecto de su condenación, manipulando al Capítulo de los Bebedores de Alamas hacia el destino que él había previsto. Sarpedon explicó que hombres como Daenyathos eran la causa de que los inocentes sufrieran y que había sido un idiota por no ver que Daenyathos le había manipulado para interpretar el papel que quería que jugara. Desafió a los Puños Imperiales a tener éxito en lo que él no tuvo y ayudar a detener el sufrimiento de la Humanidad, o bien no hacer nada y ver caer a la raza humana. Aunque conmovido por sus palabras, el Señor del Capítulo Pugh aún tenía que tomar a Sarpedon bajo su custodia, pero el Señor del Capítulo se negó. En su lugar, se las arregló de alguna manera para volver a abrir la Fisura Disforme. Cuando Sarpedon dio un paso hacia el portal, Daenyathos tembló temeroso de su destino en el Reino del Caos y gritó de terror, pues los Dioses Oscuros eran crueles con los siervos que les fallaban. Sarpedon cruzó el umbral y el portal, arrastrando al gimoteante Soldado-Filósofo hacia la Disformidad y fuera de la realidad material. Luego el portal se cerró de golpe tras ellos.

A pesar de todo lo que había pasado entre ellos, los Puños Imperiales reconocieron el sacrificio de los Bebedores de Almas e inscribieron sus nombres en las grandes columnas de piedra dentro de su Apothecarion. Una columna mostraba los nombres de los Puños Imperiales que habían muerto en la valiente defensa de la Phalanx, mientras que junto a ella otra columna mostraba los nombres de los Bebedores de Almas, enumerándolos como hermanos en la muerte. Los Bebedores de Almas se habían ido, pero no su legado, pues su historia serviría como una advertencia a todos aquellos que no ven que la mano del Caos está siempre presente y siempre dispuesta a llevar a los hombres a su involuntaria condenación.

OrganizaciónEditar

Los Bebedores de Almas siguen de forma aproximada el Codex Astartes, si bien, dada su preferencia por las tácticas de asalto, tienen más en común con los Ángeles Sangrientos que con los Ultramarines en cuanto a estructura interna.

Los Bebedores fueron sufriendo importantes bajas a lo largo de todos los conflictos en que se vieron envueltos tras convertirse en renegados: tras el conflicto con el Adeptus Mechanicus y la I Guerra Capitular, quedaban 750 Marines Espaciales; después de Stratix Luminae, seguían activos unos 450. Poco después consiguieron reclutar nuevos Neófitos, pero debido a las luchas en Entymion IV y a la II Guerra Capitular, sólo quedó un total de 300 Astartes. Además, al acabar ese último conflicto, unos 50 Marines leales a Eumenes abandonaron el Capítulo. Finalmente, para cuando lograron derrotar a los Necrones en las Regiones Veladas, sólo seguían en pie unos cien hombres, que fueron capturados por los Puños Imperiales.

Cuando la traición del Dreadnought Daenyathos fue revelada y la Phalanx sufrió una incursión de una horda demoníaca, la mayoría de los Bebedores de Almas murió en la valiente defensa de la Phalanx. Al final, los planes de Daenyathos fueron frustrados y el Príncipe Demonio Abraxes fue derrotado. Los últimos supervivientes conocidos del Capítulo de los Bebedores de Almas fueron el Soldado-Filósofo Daenyathos, el Señor del Capítulo Sarpedon, el Capitán Luko y el Sargento Graevus. Estos supervivientes entraron por la Fisura Disforme hacia el Inmaterium y fuera de la realidad material. Su destino final sigue siendo desconocido.

Doctrina de combateEditar

Marines bebedores de almas batalla.jpeg

Durante mucho tiempo se creyó que el Capítulo de los Bebedores de Almas fue creado originalmente a partir de los Marines Espaciales de la Legión de los Puños Imperiales que se especializaban en acciones de abordaje y asaltos de alta velocidad. Por lo tanto, la doctrina de combate del Capítulo giraba en torno a esta especialidad, con énfasis en asaltos rápidos y altamente coordinados sobre los puntos débiles percibidos en la línea defensiva del enemigo. Los Bebedores de Almas preferían utilizar tácticas de asalto de choque contra el enemigo. Preferían el uso de las acciones de abordaje y asaltos con Cápsulas de Desembarco para poder utilizar su movilidad y pesada potencia de fuego para abrumar al enemigo rápidamente y no estancarse en un tiroteo farragoso, manteniéndose siempre muy móviles, y si era necesario, reduciendo la oposición mediante repetidos ataques relámpago. La revelación de que los Bebedores de Almas no eran un Capítulo Sucesor de los Puños Imperiales ha alterado la percepción de por qué este Capítulo perseguía esta doctrina de combate, pero no de que eran verdaderos expertos en el arte del asalto móvil y los combates en el vacío.

Semilla genéticaEditar

Existen algunas dudas en cuanto al origen de la semilla genética de los Bebedores de Almas. Durante el juicio a los Bebedores de Almas a bordo de la Phalanx, el Comandante Gethsemar de los Ángeles Sanguinarios presentó pruebas de que los Sacerdotes Sanguinarios de su Capítulo habían examinado a fondo la semilla genética del Capítulo de los Bebedores de Almas. Realizaron este examen médico como parte de su investigación para determinar si la caída de los Bebedores de Almas se debió a alguna forma de corrupción imprevista de su material genético. Para su sorpresa, los Bebedores de Almas se enteraron de que Rogal Dorn no era, de hecho, su Primarca.

El nombre del Capítulo de los Bebedores de Almas deriva de una mutación temprana de la semilla genética de su omofágea. Normalmente, este órgano permite a un Marine Espacial absorber y experimentar algunos de los recuerdos de una criatura mediante el consumo de su carne. Los Bebedores de Almas ritualizaron esta función en la "Ceremonia del Cáliz". Además de adquirir recuerdos de la criatura consumida, los Bebedores de Almas podían experimentar emociones de la criatura durante los eventos registrados en la memoria como resultado de su mutación. Metafísicamente hablando, eran capaces de "escudriñar el alma de la criatura".

Miembros conocidosEditar

  • Daenyathos - Bebedor de Almas venerado y de cierto renombre, Daenyathos era un antiguo Reclusiarca y más tarde un Dreadnought Venerable del Capítulo. Vivió en algún momento del M36 y en su tiempo escribió el Catecismo Marcial, que se consideraba un tomo casi sagrado por los Bebedores de Almas y todavía estaba en uso a finales del M41 por el Capítulo. Desafortunadamente, Daenyathos también fue corrompido por el Caos en su intenso deseo de luchar contra la corrupción del Imperio. Inventó una conspiración para usar a su propio Capítulo como peones en un plan que se extendiera a través de los milenios, con la ayuda del Príncipe Demonio de Tzeentch Abraxes. Daenyathos condujo el destino de su Capítulo a una posición que le llevara a bordo de la enorme Fortaleza-Monasterio móvil de los Puños Imperiales, la Phalanx, y abrir una antigua Fisura Disforme que existía secretamente dentro de las entrañas de la nave, llamada Ojo del Depredador. Una vez Abraxes y su horda demoníaca se hubieran apoderado de la nave de los Puños Imperiales, Daenyathos tenía la intención de utilizar la gigantesca nave como su propia base móvil para extender el poder del Caos a través de la galaxia y terminar la hipocresía y la corrupción del Imperio. El demencial plan de Daenyathos fue detenido por el último Señor del Capítulo de los Bebedores de Almas, Sarpedon, que descubrió la verdad de las maquinaciones de Daenyathos, derrotó al Dreadnought en combate singular con el artefacto llamado la Lanza de las Almas, y luego llevó el cuerpo maltrecho de Daenyathos con él al Inmaterium, a través de la Fisura Disforme de la Phalanx para enfrentarse a cualquier juicio que le esperase a merced de los Dioses Oscuros.
  • Gorgoleon - Anterior Señor del Capítulo, resultó muerto a manos de Sarpedon en un duelo ritual por el control del Capítulo.
  • Sarpedon - Sarpedon fue una vez un Bibliotecario del Capítulo. Se convirtió en el Señor del Capítulo de los Bebedores de Almas después de matar al anterior Señor del Capítulo Gorgoleon en combate singular porque Gorgoleon afirmó que los Bebedores de Almas se encontraban corruptos ya que el Imperio los había declarado Excommunicate Traitoris. Sarpedon no estuvo de acuerdo, y sostuvo que el Imperio era corrupto debido a sus acciones, no los Bebedores de Almas; una acusación que mantuvo hasta el final. Sarpedon era capaz de enviar pensamientos telepáticamente pero no recibirlos y también era capaz de generar una ilusión psíquica de masas llamado "El Infierno", que era alimentado y formado por los temores psicológicos de sus enemigos. Su mutación otorgada por el Caos le proporcionó ocho miembros arácnidos (lo que le permitía caminar a lo largo de techos y paredes), una fuerza física increíble y un aumento considerable de su poder psíquico. Sarpedon derrotó a enemigos tan notables como el Interrogador de la Inquisición K'Shuk, su antiguo Señor del Capítulo Gorgoleon para reclamar el liderazgo de los Bebedores de Almas después de que fueran declarados Capítulo Renegado, múltiples demonios y Príncipes Demonio, al sargento Tellos, al usurpador Eumenes y al Líder Supremo del Mundo Necrópolis de Selaaca. Sarpedon fue derrotado por última vez en un combate singular por el Primer Capitán Lysander de los Puños Imperiales y finalmente detenido y llevado a bordo de la Phalanx. Durante su juicio, se reveló a Sarpedon que el famoso Soldado-Filósofo de los Bebedores de Almas Daenyathos, el autor del Catecismo Marcial, vivía, y que había sido enterrado en el cuerpo casi indestructible de un Dreadnought hace milenios. Sarpedon descubrió también que el Capítulo no era el sucesor genético de los Puños Imperiales del Primarca Rogal Dorn. Daenyathos ejecutó entonces la fase final de su plan y abrió una Fisura Disforme a bordo de la Phalanx e invocó a continuación al Príncipe Demonio Abraxes. En un enfrentamiento final con Daenyathos, Sarpedon quedó casi muerto pero al final consiguió derrotar al Dreadnought con el artefacto conocido como la Lanza de Almas. Luego arrancó el cuerpo maltrecho de Daenyathos de su sarcófago cibernético y lo llevó a través de la Grieta disforme cerrándose, desapareciendo de los anales de la historia imperial.
  • Iktinos - El Capellán Iktinos era el Señor de la Santidad del Capítulo. Iktinos había sido corrompido por el Caos y manipuló el rumbo del Capítulo, su condenación y la excomunión del Imperio de acuerdo con los planes de Daenyathos para dominar y moldear la galaxia con la imagen que él consideraba como beneficiosa para toda la Humanidad. Iktinos encontró su final a bordo de la Phalanx, a manos del Señor del Capítulo Sarpedon, en un duelo mano a mano. Sarpedon sometió al antiguo Capellán y luego arrancó los secretos de Daenyathos de su mente usando sus propias habilidades psíquicas. Entonces Iktinos fue lanzado por una esclusa al vacío del espacio, un final apropiado para la ruina que había traído a su Capítulo.
  • Pallas - Pallas era un Apotecario del Capítulo que desarrolló una forma de detener las mutaciones desenfrenadas prevalentes entre los Bebedores de Almas después de su excomunión del Imperio. Se unió a la facción rebelde de Eumenes en la Segunda Guerra Capitular porque proclamó que no podía soportar ver su a Capítulo menguar y morir en las guerras constantes de Sarpedon. Pallas decidió permanecer en el Capítulo en las postrimerías de la Segunda Guerra Capitular para expiar sus pecados. Cuando fueron capturados por los Puños Imperiales en el mundo de Selaaca, fue llevado junto con sus Hermanos de Batalla a bordo de la Phalanx como cautivos en espera de juicio y su probable ejecución. Cuando la traición de Daenyathos fue revelada y este innvocó a una horda de Demonios a bordo de la Phalanx, Pallas luchó valientemente pero cayó.
  • Luko - El Capitán Luko comandaba una de lasCompañías de los Bebedores de Almas y era conocido por utilizar en combate dos Cuchillas Relámpago. Luko fue ascendido al rango de Capitán tras la batalla en Entymion IV y siguió siendo uno de los más fieles seguidores de Sarpedon. Luko fingía amar la guerra para inspirar a sus seguidores, pero sólo a Eumenes y Sarpedon les contó la verdad de su corazón, que era que en realidad odiaba la guerra y no ansiaba nada más que la paz.
  • Tellos - Sargento de Asalto. Inicialmente un miembro prometedor del Capítulo, cuando fue abandonado en Stratix Luminae junto con varias Escuadras de Asalto se entregó al culto de Khorne. En muestra del favor de su nuevo Dios Oscuro, su cuerpo mutó haciéndole regenerar todas sus heridas de forma casi instantánea. Fue derrotado por Sarpedon, pero sólo murió en el bombardeo planetario posterior.
  • Eumenes - Sargento de Exploradores, luego Señor del Capítulo. Fue convertido en Marine tras la ruptura del Capítulo con el Imperio, y debido a su reclutamiento en un planeta que odiaba al Imperio, mostraba ideas más radicales que los Bebedores veteranos. Al no estar de acuerdo con Sarpedon, dirigió una revuelta contra él en la Segunda Guerra Capitular. Fue matado finalmente por Sarpedon, a quien había encerrado en un calabozo.
  • Augustus - Augustus era un Astartes nuevo en las filas de los Bebedores de Almas que mantenía una mente abierta acerca de las creencias del Capítulo. Pero cuando se enteró del conflicto del Capítulo con los Grifos Aullantes, fue profundamente reacio a luchar contra otros guerreros del Imperio. Después de que Sarpedon tomara consejo con él, el nuevo Señor del Capítulo decidió que el Emperador velaba por Augustus. Con un nombre como Augustus, argumentó Sarpedon, el joven Astartes era claramente alguien destinado a realizar grandes cosas.
  • Karraidin - Capitán y Señor de los Reclutas. Utilizaba una de las pocas armaduras de Exterminador del Capítulo. Fue partidario de la ruptura con el Imperio, pero fue asesinado por los Exploradores a su cargo durante la Segunda Guerra Capitular.
  • Lygris - El Tecnomarine Lygris fue el capitán del Espinazo Roto y uno de los consejeros más favorecidos de Sarpedon. Lygris fue el único miembro leal a Sarpedon que quedó en el Espinazo Roto durante la rebelión de Eumenes en la Segunda Guerra Capitular. Lygris saboteó las Thunderhawks de la nave y se escondió de los rebeldes de Eumenes en la red de túneles de mantenimiento que circulaban por el casco de la nave. Lygris dio su vida para derrotar al Líder Supremo Necrón en Selaaca, después de perder su cordura cuando se conectó a un Cosechador Necrón en el mundo de Raevenia.
  • Gresk - Bibliotecario capaz de acelerar las reacciones de sus Hermanos de Batalla. Fue asesinado por los partidarios de Eumenes después de que avisara a Sarpedon del inminente bombardeo sobre su posición.
  • Tyrendian - Bibliotecario capaz de proyectar poderosos relámpagos de energía.

AparienciaEditar

Los Bebedores de Almas visten servoarmaduras púrpuras con bordes de color hueso u oro, y águila pectoral dorada. Su símbolo es un cáliz dorado de cuya parte superior surge un halo de energía; a veces el conjunto está enmarcado por una corona de laurel de oro o unas alas doradas.

Leer másEditar

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Capítulos Sucesores.

Lista de Legiones Traidoras y Capítulos Renegados.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Warhammer 40,000: Chapter Approved - Book of the Astronomican (1ª Edición).
  • Bebedor de Almas, por Ben Counter.
  • El Cáliz Sangrante, por Ben Counter.
  • Lágrimas Carmesíes, por Ben Counter.
  • Guerra Capitular, por Ben Counter.
  • Hellforged, por Ben Counter.
  • Daenyathos (Novela Corta), por Ben Counter.
  • Phalanx, por Ben Counter.
  • Ómnibus de los Bebedores de Almas, por Ben Counter.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar