FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!


Primarca corax asalto cañonera legion alfa

Corvus Corax irrumpe en el campo de batalla contra la Legión Alfa y los Devoradores de Mundos en Yarant III

La Batalla de Yarant fue una batalla de la Herejía de Horus.

HistoriaEditar

Después de evitar por poco la total destrucción de la Legión en la Batalla de la Nebulosa Alaxxes, Leman Russ y sus Lobos Espaciales llegaron a Terra. Después de reunirse con Malcador el Sigilita y Rogal Dorn, Leman Russ abandonó la cuna de la Humanidad expresando su deseo de llevar la guerra hasta Horus sin embargo el desastre lo alcanzó de nuevo.

La Legión de Russ se vió asediada en Yarant III por un poderoso contingente de fuerzas traidoras combinadas pertenecientes a las legiones de los Hijos de Horus, la Legión Alfa, los Devoradores de Mundos y los Mil Hijos y dirigidos por el Primer Capitán Abaddon. Las fuerzas de Abaddon también estaban reforzadas por numerosas fuerzas traidoras del Ejército Imperial. Habiendo sido expulsados de la órbita por la armada traidora, los restos de la flota de los Lobos Espaciales huyeron a los confines del Sistema Yarant.

En algún momento durante las batallas en Yarant III, el propio Leman Russ resultó gravemente herido y quedó sumido en estado de coma.

Mientras tanto, Corvus Corax había logrado reunir los restos de la Guardia del Cuervo en el Sistema Rosario y estaba debatiendo qué acciones emprender. Algunos dentro de su Legión deseaban dirigirse a Terra, mientras que el propio Corax deseaba permanecer en la retaguardia de Horus y llevar a cabo una guerra de guerrillas, considerando que su legión, aún habiendo sido devastada en la Masacre del Desembarco, podría servir a un mejor propósito de esta manera. Después de que Marcus Valerius tuviera otra visión, esta vez sobre la difícil situación de los Lobos Espaciales, Corax decidió liderar a la Guardia del Cuervo para salvar la Legión de su hermano y puso rumbo a Yarant.

Tras llegar al Sistema Yarant, Corax pudo contactar con los restos dispersos de la flota de los Lobos Espaciales dirigida en aquel momento por Bjorn Garra Implacable. Utilizando el factor sorpresa y las escuadras Mor Deythan y Furia Oscura para eliminar oficiales enemigos clave, Corax pudo romper el bloqueo de la flota traidora y alcanzar la asediada posición final de los Lobos Espaciales en Yarant III. Allí, Corax se encontró con su hermano herido Leman Russ, quien salió brevemente de su estado comatoso para saludar a Corax y darle la Lanza de Russ a Bjorn. Con los traidores acercándose, Corax ordenó a su legión salvar a los Raptores y escapar de Yarant mientras él y Bjorn lideraban una carga suicida contra las líneas traidoras.

En una carga final desesperada, Corax dirigió una parte de su Guardia del Cuervo y de los Lobos Espaciales contra las líneas de los traidores. Presionando contra sus filas, forzaron a Abaddon a movilizar sus reservas de Hijos de Horus. Sin embargo, ver el Ojo de Horus en los estandartes de los traidores le recordó a Corax la vanidad y la arrogancia del Señor de la Guerra. Horus aún vivía y todavía amenazaba a Terra. Corax llegó a la conclusión de que no tenía el derecho de elegir cuándo morir, ya que él era un sirviente del Emperador y aquella era el tipo de arrogancia que había llevado a Horus a la traición. Cambiando de opinión, Corax logró convencer a Bjorn para abandonar su última posición y evacuar Yarant. Los Raptores, particularmente los guerreros mutados, se vieron abatidos por una profunda depresión ya que al retirarse del campo de batalla no morirían aquel día y no podrían terminar con su miseria.

Tras la batalla, Leman Russ siguió sumido en estado de coma. Corax, sin embargo, se separó de los Lobos Espaciales, afirmando que continuaría resistiendo desde las sombras contra Horus mientras el traidor marchaba sobre Terra.

Orden de batallaEditar

Fuerzas lealesEditar

  • Señor Lobo Oki
  • Comandante Agapito Nev
  • Comandante Soukhounou

Fuerzas traidorasEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés .

  • The Weregeld, relato de Gav Thorpe.
  • Espíritu Vengativo, de Graham McNeill.