FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


Badab Primaris, oficialmente conocido en las bases de datos de la astrocartografía imperial como Badab II, es un Mundo Muerto localizado en el Sector Badab del Segmentum Ultima y que antaño fue un vibrante Mundo Colmena, antes de que el terrible conflicto conocido como la Guerra de Badab lo dejara desprovisto de toda vida.

HistoriaEditar

En el año 718.M41, un intento fallido de golpe de estado en contra de los Dominar que regían en Badab acabó desembocando en una guerra civil frustrada, que acabó cuando el Capítulo de Marines Espaciales de los Garras Astrales hizo acto de presencia y aplastó brutalmente el conflicto. El Señor del Capítulo Lufgt Huron tomó personalmente a los culpables y rápidamente restableció el orden. Tomando para sí el puesto de Gobernador, Lufgt Huron se autoproclamó "Tirano de Badab", reclamando los mundos habitados situados en las proximidades del Sistema Badab como feudo de su Capítulo. Huron, posteriormente, envió una petición al Adeptus Administratum por la que solicitaba que se interrumpiera el pago del diezmo de recursos al Imperio por parte de la la Zona del Torbellino, con vistas a dirigir dichos recursos a los esfuerzos realizados por los Guardianes del Torbellino para purificar el Torbellino de la presencia de Renegados y herejes. Esta petición fue denegada y respondida con demandas aún mayores de diezmos. Huron retuvo unilateralmente el diezmo planetario de Badab Primaris y bloqueó el paso de los comerciantes imperiales por su feudo. Esto fue un intento de protesta por la negativa del Imperio a proveerle a él y a sus aliados Astartes con suficientes recursos para proteger el Torbellino. Rechazando llevar a cabo la principal función de los Garras Astrales como defensores de los mundos imperiales en la Zona del Torbellino, el Tirano desvió los recursos industriales y la mano de obra del Sector Badab que él ya no entregaba al Imperio directamente hacia la mejora de las defensas del Sector Badab así como a la potenciación del destacamento naval de la Zona del Torbellino y al refuerzo de las fortificaciones de los mundos clave del Sector bajo su control. El Tirano ordenó la demolición de la antigua ciudadela de los gobernantes Dominar de Badab Primaris y en su lugar erigió el legendario Palacio de las Espinas según sus propias especificaciones y diseño.

El conflicto político entre el derecho a reclamar el diezmo imperial del Administratum y la antigua obligación de los Capítulos del Adeptus Astartes de proteger al Imperio por todos los medios que fueran necesarios llegó a ser conocido como el Cisma de Badab y duró más de ciento cincuenta años. Finalmente, el cisma culminó en el conflicto interno conocido como la Guerra de Badab, una guerra civil entre los Capítulos de los Guardianes del Torbellino, que buscaban separarse del Imperio, y los Capítulos Leales que se desplegaron para mantener la unidad imperial. Tras más de doce años de brutal guerra en la Zona del Torbellino, el asalto final de los Leales sobre Badab Primaris comenzó a comienzos del 913.M41 y resultó en la derrota de los Garras Astrales. Lufgt Huron cayó mortalmente herido durante el asalto final al Palacio de las Espinas cuando él y su guardia de élite fueron atacados por un contingente de los Fantasmas Estelares, aunque su cuerpo fue rescatado por sus seguidores más cercanos y volvió a acosar al Imperio una vez más como el Señor del Caos pirata Huron Blackheart. Actuando por su propia cuenta durante el asalto final, los salvajes Carcharodones sabotearon los antiguos reactores atómicos y geotérmicos que alimentaban a las Ciudades Colmena de Badab Primaris y transmitían energía a sus baterías de defensa planetaria. La destrucción en cascada de los núcleos de reactor subterráneos muy por debajo de las Colmenas de Badab tuvo un alto coste. Choques tectónicos y erupciones volcánicas destruyeron la superficie del planeta, y la mayoría de la población fue exterminada por las explosiones y la resultante radiactividad y sus efectos en cuestión de unos pocos días estándar.

El ConflictoEditar

Sistema Badab Anillo Acero

Mapa del Departamento Cartographicae, detallando el Sistema Badab, 911.M41 aprox.

Los asentamientos coloniales del Imperio en el templado mundo de Badab Primaris comenzaron a finales del M38 y el mundo pronto se convirtió en un boyante centro de industrialización y comercio en la región, llenando las arcas del Imperio. En 718.M41, un fallido golpe de estado en el Mundo Colmena contra los gobernantes Dominar llevó a una malograda guerra civil. Los Garras Astrales hicieron acto de presencia y aplastaron brutalmente el conflicto. Acto seguido, quienes estaban tras el golpe de estado fueron llevados ante Lufgt Huron para ser juzgados. Consciente de la lección aprendida en la destrucción del cercano mundo de Cygnax después de que una rebelión planetaria similar se saliera de control, el Señor del Capítulo reimpuso personalmente el orden una vez más. En esta ocasión los Garras Astrales ejecutaron a una gran parte de la clase regente del planeta y purgaron a aquellos considerados moralmente reincidentes. Tomando para sí el puesto de Gobernador, Lufgt Huron se autoproclamó "Tirano de Badab", reclamando los mundos habitados del Sistema Badab como nuevo feudo imperial de su Capítulo. En su posterior pronunciamiento declarando su toma del poder, se hizo eco del precedente marcado por la creación del Reino soberano de Ultramar bajo el control de los Ultramarines y por el propio estatuto de los Guardianes del Torbellino. Los Sistemas Estelares cercanos fueron purgados por completo de élites gobernantes y décadas después de que Huron asumiera el control de Badab Primaris, un número de "bastiones de vigilancia" que estaban establecidos en planetas habitados a lo largo del Sector. Los sirvientes y aliados políticos elegidos por el Tirano fueron colocados en posiciones de poder, y el Sector Badab fue transformado por completo en un pequeño imperio dirigido por los Garras Astrales. En el 790.M41 la defensa del Sector Badab era más fuerte que en toda su historia, y esta nueva seguridad permitió a los mundos de la Zona del Torbellino alcanzar niveles de producción industrial nunca antes conseguidos.

Huron envió entonces una petición al Adeptus Administratum por la que solicitaba que se interrumpiera el pago del diezmo de recursos al Imperio por parte de la la Zona del Torbellino, con vistas a dirigir dichos recursos a los esfuerzos realizados por los Guardianes del Torbellino para purificar el Torbellino de la presencia de Renegados y herejes. Esta petición fue denegada y respondida con demandas aún mayores de diezmos. Huron retuvo unilateralmente el diezmo planetario de Badab Primaris y bloqueó el paso de los comerciantes imperiales por su feudo. Esto fue un intento de protesta por la negativa del Imperio a proveerle a él y a sus aliados Astartes con suficientes recursos para proteger el Torbellino. Rechazando llevar a cabo la principal función de los Garras Astrales como defensores de los mundos imperiales en la Zona del Torbellino, el Tirano desvió los recursos industriales y la mano de obra del Sector Badab que él ya no entregaba al Imperio directamente hacia la mejora de las defensas del Sector Badab así como a la potenciación del destacamento naval de la Zona del Torbellino y al refuerzo de las fortificaciones de los mundos clave del Sector bajo su control. Esas bases espaciales defensivas alrededor de las esferas exteriores e interiores de el Sector Badab pasaron a conocerse como "Anillo de Acero". El Tirano ordenó la demolición del antiguo palacio de los gobernantes Dominar de Badab Primaris y de inmediato ordenó la construcción del legendario Palacio de las Espinas según sus propias especificaciones y diseño. El conflicto político entre el derecho del Administratum de reclamar el diezmo imperial y el antiguo deber de los Señores del Capítulo Astartes de defender el Imperio por cualquier medio que sea necesario pasó a ser conocido como el Cisma de Badab y duró más de una década y media.

En 911.M41, Huron proclamó públicamente por todo el Sector Badab que los Garras Astrales y sus súbditos se habían secesionado del Imperio de la Humanidad y que él y sus seguidores pelearían hasta el último aliento para mantener su libertad. Huron ordenó que todos los signos y símbolos de la autoridad, la cultura y la religión imperiales fuesen destruidos en todos los mundos de sus dominios en una orgía de iconoclasia. Las ejecuciones masivas en Badab Primaris de clérigos de la eclesiarquía y funcionarios del Administratum (la mayoría de los cuales habían permanecido mayormente ignorantes de la auténtica razón y naturaleza del cisma) duraron varias semanas sin pausa. En el rencor y furia del Tirano, grandes basílicas imperiales fueron derribadas, mientras el clero y los adeptos imperiales eran masacrados en cada mundo donde sus fuerzas sostenían las riendas del poder. La ira de los Garras Astrales se volvió cada vez más arbitraria y brutal a medida que su creciente paranoia y los asesinos ataques de rabia que se apoderaban más y más a menudo de Lugft Huron se cobraban un precio sobre los desafortunados inocentes atrapados dentro del reino del Tirano. En Badab Primaris, cualquier mortal que se atreviera a mirar directamente a la cara de uno de los Garras Astrales podía ser castigado con la ceguera, y pronto proliferaron otras leyes draconianas similares. Después de que un asesino intentara matar a Huron en su propia cámara de mando y fuese muerto por el Tirano en persona, los no Astartes fueron expulsados completamente del distrito del Palacio de las Espinas so pena de muerte, y miles de civiles fueron asesinados en represalias sin fundamento por parte de las Escuadras de Represalia de los Garras Astrales.

La Caída de Badab PrimarisEditar

Garras Astrales Caida de Badab

Pictocaptura de un Dreadnought de Asedio de los Garras Astrales durante la Caída de Badab, 913.M41 aprox.

A principios del 913.M41 el Sector Badab estaba firmemente controlado por los Leales y Badab Primaris pronto se vio asediado. La batalla final de la Guerra de Badab tuvo lugar en el Palacio de las Espinas, sede del poder de Huron, donde los Fantasmas Estelares encabezaron el asalto Leal. Al ser casi impenetrable para un asalto terrestre, los Fantasmas Estelares decidieron atacar el Palacio de las Espinas mediante Cápsulas de Desembarco y Thunderhawks, bajo la cobertura de un colosal bombardeo orbital. Pronto estalló una amarga lucha entre los últimos Garras Astrales y los Fantasmas Estelares al enfrentarse por el control del palacio mientras la Flota de Batalla en la órbita de Badab Primaris continuaba intercambiando castigadoras salvas de fuego con los cañones defensivos del bastión de Huron. Enviados por el Lord Alto Comandante Carab Culln a atacar las infraestructuras del planeta e impedir que una defensa organizada echase raíces, los Carcharodones tomaron la justicia por su mano para provocar el fin del reinado del Tirano y diseñaron su propio plan para lograrlo. Despacharon equipos de ataque a las profundidades de las cavernas subterráneas situadas bajo las Colmenas de Badab Primaris. Allí los salvajes Astartes sabotearon la extensa red de antiguos reactores atómicos y geotérmicos subterráneos que alimentaban a las Colmenas y a las hambrientas baterías de defensa planetaria con energía. Por todo Badab Primaris la corriente se apagó o se disparó súbitamente, las Colmenas empezaron a temblar y las imponentes torres de Badab cayeron como árboles talados, lo que se añadió al caos del asalto final. Cuando los reactores empezaron a detonar, desgarraron las masas continentales de Badab, provocando inmensos terremotos y erupciones volcánicas y arrojando millones de toneladas de escombros y lluvia radiactiva a la atmósfera.

Mientras tanto, los Fantasmas Estelares gradualmente comenzaron a presionar frontalmente a la línea defensiva interior de los Secesionistas. Mientras se abrían camino a través del sistema de cloacas bajo el Palacio de las Espinas los Fantasmas Estelares finalmente alcanzaron los generadores de energía que alimentaban a las formidables defensas de Badab Primaris. Los Fantasmas Estelares los destruyeron, silenciando finalmente las grandes armas para que pudiera comenzar un asalto Leal a escala total. Mientras la batalla se inclinaba definitivamente contra los Secesionistas, el Capitán Zhrukal Androcles de la 9ª Compañía de Reserva de Devastadores de los Fantasmas Estelares emboscó a Lufgt Huron y a su guardia personal de élite cuando los Traidores se esforzaban por abrirse camino hasta sus naves y darse a la fuga. La rápida y sangrienta batalla que siguió barrió al destacamento de los Fantasmas Estelares por completo, pero no antes de que el moribundo Androcles lograse disparar un disparo de fusión contra el Tirano de Badab, infligiéndole una herida mortal, aunque su cuerpo fue cargado por sus más cercanos seguidores y regresaría para acosar una vez más al Imperio como el Señor del Caos pirata Huron Blackheart, el amo de la partida de guerra de los crueles Marines Espaciales del Caos llamados Corsarios Rojos.

Bajo las Colmenas de Badab Primaris, la cascada de destrucción de los núcleos de los reactores subterráneos se cobró su precio. Los choques tectónicos y las erupciones volcánicas aumentaron a un ritmo exponencial y sectores enteros de las ciudades se hundieron en amplias fauces que se abrían bajo ellas para ser reemplazados por agitados mares de lava. La campaña Leal de purga y conquista de Badab degeneró rápidamente en una retirada desorganizada y muchos Astartes fueron atrapados en el camino de destrucción. En el desorden y la ruina que siguieron a la caída de las Ciudades Colmena, el aire se llenó de cenizas tóxicas y radiación, y se estima que la mayoría de la población del planeta debió ser exterminada en tan solo unos días estándar. La confusión reinó en el Sistema salpicado de pecios cuando las naves de los Leales y los Secesionistas abrieron fuego entre ellas. Posteriormente se determinó que al menos una pequeña nave equipada con un Motor de Disformidad consiguió escapar del Sistema Badab a la Disformidad. Los informes de inteligencia posteriores sugieren que menos de doscientos Garras Astrales supervivientes estaban a bordo, liderados por su Señor de la Forja Armenneus Valthex, y que llevaban consigo el cuerpo roto pero aún vivo de su señor. La Guerra de Badab había acabado, pero el juicio del Emperador sobre el traicionero Badab ya había sido aplicado. Badab Primaris no era más que una ruina llena de ceniza radiactiva y se convirtió en un Mundo Muerto, acosado únicamente por los muertos y el recuerdo de su Tirano perdido.

Base de datos del Departamento CartographicaeEditar

La población estimada de Badab Primaris en el 913.M41 era de 5'17 miles de millones de ciudadanos humanos del Imperio; actualmente el planeta es inhabitable para la vida orgánica desprotegida.

  • Grado de Diezmo - Nulo (anteriormente Exactis Extremis).
  • Clima/Geografía/Biosfera - Árida/Desolada; mucha de la superficie de Badab Primaris está cubierta bajo millones de toneladas de residuos radiactivos y lluvia ácida, escoria procesada, desechos y ruinas de las Colmenas y plantas industriales; la toxicidad es ahora extrema, y el tiempo de exposición letal estándar para una fisiología humana media es de 1 a 3 semanas.
  • Tipo de Gobierno - Ninguno (anteriormente regido un Comandante Imperial con el título de Dominar como dirigente hereditario, procedente de los principales clanes familiares industriales, hasta el fallido golpe de estado del 781.M41, cuando los Garras Astrales aplastaron brutalmente el levantamiento y ejecutaron a la mayor parte de la clase gobernante del planeta al tiempo que purgaban a aquellos que consideraban reincidentes morales; después Lufgt Huron tomó la doble función de Señor del Capítulo y Gobernador Planetario).
  • Gobernador Planetario - Ninguno (anteriormente Lufgt Huron, Tirano de Badab y Señor del Capítulo de los Garras Astrales).
  • Presencia de Adeptos - Nula (anteriormente una moderada presencia de todos los Adeptus Imperiales).
  • Fuerzas Armadas - Ninguna (anteriormente el Capítulo de los Garras Astrales y sus auxiliares humanos conocidos como la Legión del Tirano que equivalían a un ejército de segunda clase de la Guardia Imperial; tropas adicionales domésticas de varios de los clanes de los sectores industriales equivalentes en calidad de una milicia irregular. Antes del asalto final de los Leales sobre el planeta en el 912.M41, Badab Primaris estaba protegido por la estación orbital de Guardia Alta, una Fortaleza Estelar clase Inviolable modificada que antaño sirvió como la base de los Garras Astrales hasta que asumieron el control de Badab Primaris a partir del 781.M41. La Fortaleza Estelar fue destruida por el ataque de los Leales).

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Imperial Armour IX-X.