FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Arcadia es un planeta del Reino de Ultramar.

Historia de ArcadiaEditar

Blue-Planet-Earth

Arcadia antes de la invasión caótica.

Arcadia ha sido, desde su colonización imperial, un vergel que alternaba naturaleza y civilización incluso después de la Herejía de Horus. Tan pronto se podía encontrar una Colmena descomunal, como la selva más salvaje y fértil. Su cultura e historia militar giraba en torno a Roboute Guilliman y sus hijos, los Ultramarines, por lo tanto el orden estaba casi en todos los lugares del planeta. Casi todos.

En el año 886.M41, el Culto de los Cuatro Amaneceres logró traer de la Disformidad a un ser que se creía muerto desde hacía más de cinco mil años: el Señor de la Guerra Darius, perteneciente a la Legión Negra desde su fundación y caudillo de los Hijos de Darius.

ActualidadEditar

Earth-apocalypse

Arcadia después de la llegada de Darius el Sediento.

Debido a las innumerables profanaciones que provocaron tanto los Hijos de Darius como los Amos de la Noche en su invasión, los Ultramarines de la 3ª Compañía fueron enviados al lugar acompañados por un séquito de los Caballeros Grises. Sin embargo, cuando llegaron ya era demasiado tarde: las selvas, antaño verdes y frondosas, eran en ese momento un fuego que oscurecía el cielo con su humo; las aldeas habían sido convertidas en anchos y profundos cráteres debido al fuego de artillería, y luego habían sido llenados con la sangre de los antiguos habitantes. Sin embargo, las ciudades eran el peor lugar: todo ser, caótico o no, se tropezaba en las carreteras con la alfombra de cuerpos que habían dejado los Berserkers y cultistas de Darius, y los Demonios correteaban por las paredes y volaban por el cielo provocando una visión infernal que enloquecería hasta al más recto de los Inquisidores.

Debido a esa situación, el Imperio no podía arriesgarse a la construcción de un bastión del Caos tan cerca de Ultramar, así que el Ordo Malleus envió el Exterminatus al lugar, dejando tan solo una roca inmensa flotando en el vacío como testimonio del marchitamiento de una de las flores más bellas del Imperio, Arcadia.