Fandom

Wikihammer 40k

Abad Instructor

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


"¡No, no, no! Por el Trono, chico, ¿cuantas veces hay que repetírtelo? ¡Presiona el cierre de recarga antes de sacar el tambor de alimentación, no después! ¡Atascarás el arma! (Bofetón...) Oh, deja de lloriquear, hijo. Ya tienes diez años, por lo que deberías conocer los procedimientos básicos de las Armas Automáticas. Cincuenta flexiones y cincuenta Pax Imperiums. Ah, y ya puedes irte olvidando de la cena."

- Abad Instructor Kross Vorgt

Abad Instructor Eclesiarquía Adeptus Ministorum Wikihammer.jpg

Un Abad Instructor

Un Abad Instructor (o  Abadesa Instructora) es un sacerdote del Adeptus Ministorum y un condecorado veterano de las guerras del Imperio que trabaja incansablemente para convertir a los huérfanos de los servidores imperiales martirizados en dedicados y motivados fanáticos preparados para las pruebas de la vida en el Imperio. Los Abades Instructores suelen dirigir las Scholas Progenium, las instituciones educativas brutalmente efectivas que, cada año, producen una cantidad incontable de Gobernadores Planetarios, Comisarios de la Guardia Imperial, Arbitradores de los Adeptus Arbites, oficiales de la Flota Imperial, Soldados de Asalto e Inquisidores.

PapelEditar

El Imperio de la Humanidad está compuesto por múltiples capas gubernamentales, aunque los que llegan hasta la cima suelen ser supervivientes de las Scholas Progenium. Dichos prodigios requieren tutores capaces de hacer calar lecciones muy difíciles y de infundir disciplina en las almas de los asustados y solitarios jóvenes.

Los Abades Instructores, técnicamente, son Predicadores de pleno derecho de la Eclesiarquía, pero se les suele excusar de cumplir las tareas normales de un Predicador de velar de las almas de los fieles a cambio de cumplir con un papel más especializado: la enseñanza a los futuros líderes y soldados de las fuerzas especiales del Imperio. Este sagrado deber es cumplido a través de la aplicación dirigida de enseñanzas votivas, ejercicio y entrenamiento de armas. Los Abades Instructores acechan en los pasillos de las Scholas, despertando el miedo al Emperador en los corazones de aquellos jóvenes que un día podrían tener el poder sobre la vida y la muerte sobre millones de personas. Hasta los más despiadados Lords Inquisidores pueden, siglos después de su asistencia, recordar el periodo de su vida que pasaron en la Schola Progenium con una mezcla de terror y asombro debido a la obra de los terroríficos Abades.

Los orígenes de los Abades Entrenadores suelen ser bastante variados, pero todos comparten en común el haber pasado más de la mitad de su vida en una u otra rama de las fuerzas militares imperiales. Han visto de primera mano a los enemigos del Imperio, y están ansiosos por grabar en sus jóvenes pupilos la necesidad absoluta de la fe en el Emperador y de las habilidades marciales. Son carismáticos e inspiradores, preocupándose de sus alumnos de forma severa y personal, y son famosos por su inflexible testarudez y su fuerza de voluntad. También buscan mantenerse en buena forma a lo largo de sus vidas, siendo feroces y hábiles combatientes y guerreros. Muchos Abades Entrenadores forjan lazos de mutuo respeto para toda la vida con los Progena a los que adiestran, lo que puede desembocar en útiles contratos con las figuras más importantes del Sector muchos años después. De hecho, no es extraño que los Inquisidores recluten a sus viejos tutores para sus séquitos como una muestra de la tremenda deuda contraída por haber adquirido el don de la luz del Emperador.

Algunos Abades Instructores encuentran difícil regresar al servicio activo o ser reclutados en una célula de Acólitos Inquisitoriales después de servir durante tanto tiempo en la Schola Progenium. Aunque estos hombres y mujeres sirven al Dios-Emperador lo mejor que saben y pueden, suele ser una sorpresa cuando sus órdenes no se cumplen con obediencia acobardada. Tan severos son los métodos empleados por los Abades Instructores que muchos de sus estudiantes temen por sus vidas. Se sabe que los más terroríficos Abades Instructores han empleado marcas a fuego, frío extremo y negación del sueño para motivar a sus alumnos, lo que representa la fuente del comprensible terror que sienten algunos Progena. Sin embargo, dicho miedo no es siempre necesario, ya que los Abades Instructores buscan preparar a sus pupilos para servir al Dios-Emperador, y se sabe que tal servicio solo termina con la muerte. Sin tener en cuenta su pasado, los Abades Instructores son bien conocidos por sus naturalezas testarudas e intransigentes. Junto a su naturaleza y a su fe en el Dios-Emperador de la Humanidad, tienen una considerable habilidad marcial y el respeto de hasta los más experimentados soldados de la Guardia Imperial. Un Abad Instructor ha sufrido en el campo de batalla, y sabe cómo administrar sufrimiento, por lo que no son personas con las que uno pueda jugar.

Convertirse en Abad InstructorEditar

Un Abad Instructor suele ser un soldado de la Guardia Imperial que ha ordenado como Abad por el Adeptus Ministorum después de su periodo de servicio. Estos hombres y mujeres son oficiales sin comisión de las fuerzas militares imperiales que disponen de la experiencia y las habilidades necesarias para forjar nuevos guerreros a partir del material en bruto y la chusma de la Progena. Aunque el proceso de adiestramiento en las técnicas educativas más arcanas de la Schola suele tomar cierto tiempo, muchos de los Abades Entrenadores se lanzan a la arena a pecho descubierto, pasando luchar contra los Orkos a luchar por las almas de los atribulados jóvenes en cuestión de pocas semanas. La tarea de un Abad Entrenador no es para los piadosos de corazón, ya que se les anima a tratar a los muchachos como si fueran soldados. Es necesaria cierta claridad de propósito, ya que saben que mostrar piedad a uno de sus pupilos sería mentirle acerca de la verdadera naturaleza de la Galaxia.

FuentesEditar

Extraido y traducido de Wikihammer 40k UK.

  • Dark Heresy: Sangre de Mártires (Suplemento de RPG).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar